jueves, 6 de diciembre de 2012

Tercer encuentro y golpe de flash.

Hoy he vuelto con la Martina.
Estaba algo remolona; varios factores influían en ella de los cuales uno era inevitable y ha costado más de la cuenta.
 La prioridad hoy era saber como se iba a tomar que un cacharro raro le tirara un chorro de luz y la verdad es que tampoco le ha disgustado demasiado. Creo que está preparada para aguantar otras series más elaboradas.


No hay comentarios:

Publicar un comentario